AcademiasColombia

Con 20 raquetas, el Chocó construye su emporio tenístico

Los niños de la Escuela de Tenis Fasema comienzan a exhibir su talento en las distintas competencias nacionales, por varias regiones del País.

Solo una cancha y 20 raquetas para todo un departamento. Esas cuentas resumen el desarrollo del tenis en el Chocó, un deporte, supuestamente para ricos, en una tierra en que la naturaleza lo dio todo, pero sus habitantes han sido engañados, esclavizados por la politiquería, y saqueados por las multinacionales mineras.

Hoy solo hay noticias positivas para los niños deportistas de la Escuela de Tenis Fasema, un club que enseña a sus beneficiaros, no solo a jugar tenis, sino a jugarle limpio a la vida, a través de una disciplina creada por caballeros.

“Comenzamos el proceso con cinco niños en la única cancha de la región”, sostiene Fabio Serna Machado, un abogado que aprendió a jugar tenis en Bogotá, pero que le pellizcó la idea de de instaurar el deporte blanco en una zona de auténtica raza negra. Después de cinco años de lucha, la Escuela de Tenis Fasema (nombre que lleva las iniciales de su fundador), cuenta hoy día con más de 110 deportistas, jugando en esas tierras fértiles en futbolistas y atletas, pero que apenas conocen las raquetas.

Después de cinco años, los chicos del Chocó, exhiben todos sus progresos en distintas competencias Infantiles y Juveniles por todo el País. “Antes que ser buenos tenistas, los niños de Fasema tienen como principal requisito ser buenos estudiantes, buenos hijos, buenos modales, y respetuosos con los demás”, manifestó do Fabio, al hablar de los requisitos para ingresar a la Academia.

Recientemente, Fasema adquirió un lote en comodato para construir cinco canchas comunitarias, y de esta manera, ampliar la cobertura, e incrementar el número de practicantes.

Compartir
Facebook Twitter
Anterior

COPA GATORADE

Siguiente

US OPEN
Federer, Murray y Berdych ya están en cuartos de final en el Abierto de EE.UU.

editor

No hay comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *